alimentos vitamina e

La  vitamina E  es un poderoso antioxidante que protege al cuerpo de virus y bacterias y previene enfermedades del sistema cardiovascular. Es conocida como la vitamina de la vida y la juventud, gracias a su acción contra los radicales libres, acelerando las moléculas del envejecimiento.

Por todo esto y más, es fundamental consumir vitamina E en nuestro día a día. Afortunadamente, lo podemos encontrar en una amplia variedad de alimentos que son fáciles de incorporar a cualquier dieta. ¿Quieres saber cuáles son los alimentos ricos en vitamina E?

Función de la vitamina E

La vitamina E es  soluble en grasa , es decir, se disuelve en grasa. Como tal, este compuesto es necesario para la correcta interacción entre las células durante sus procesos metabólicos normales. Por otro lado, la vitamina E refuerza y ​​estimula las defensas del organismo para que pueda combatir más fácilmente las enfermedades.

Además, otra de sus principales funciones es la de actuar como antioxidante. Los antioxidantes protegen a las células del  estrés oxidativo , proceso que no solo acelera el envejecimiento, sino que también juega un papel en la aparición de enfermedades como el Alzheimer, el cáncer, la diabetes, entre otras.

Una  deficiencia de vitamina E , protectora del sistema nervioso, puede provocar daños neuronales y motores, además de acelerar el desarrollo de enfermedades como la demencia o el Parkinson. Por esta razón, los suplementos de vitamina E, o una dieta más rica en este compuesto, a menudo se prescriben a pacientes de edad avanzada.

Beneficios de la vitamina E

Entre los beneficios de la vitamina E, podemos mencionar la mejora de la fuerza muscular, la prevención de la caída del cabello, así como su fortalecimiento. Por otro lado, ayuda en la reparación de la piel dañada y ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre, ya que tiene el efecto de hacer la sangre más líquida.

Por otro lado, una de las propiedades más famosas de la vitamina E es su capacidad para  mejorar el aspecto de la piel . Sin embargo, aunque participa en la producción de colágeno y protege a las células del envejecimiento, existen contradicciones en los estudios sobre si tomar más vitamina E retrasa significativamente la aparición de arrugas o mejora la cicatrización  [1] .

En cualquier caso, existen estudios que han encontrado beneficios en el uso de la vitamina E, no solo para mantenernos jóvenes, sino también para combatir enfermedades de la piel, quemaduras y mejorar la cicatrización de heridas  [2] .

Así, existen muchas cremas, lociones y aceites para la piel que contienen vitamina E como uno de sus principales componentes. Ahora, más allá de estos tratamientos, la forma más natural de aprovechar todas las propiedades de la vitamina E para la piel es a través de la  dieta . Si quieres saber más sobre los  alimentos con vitamina E para la piel  y cómo aprovecharlos, visita nuestro artículo Cómo aplicar vitamina E en la piel.

La vitamina E contenida en los alimentos es  natural, potente y eficaz . Una dieta rica en vitamina E garantizará que estemos consumiendo la dosis diaria que necesitamos de este compuesto, suficiente para que el organismo absorba todos sus beneficios. Para asegurarse de tener una piel hermosa y un cabello sano, ¡anote todos los alimentos que le daremos a continuación!

Alimentos con vitamina E

¿Se pregunta en qué alimentos se encuentra la vitamina E? Bueno, como es soluble en grasa, podemos encontrar vitamina E en la mayoría de los  alimentos que contienen grasas , especialmente las insaturadas. Estas grasas saludables nos ayudan a mantener un buen equilibrio celular. Por lo tanto, algunos aceites, verduras y frutas son fuentes ricas en esta vitamina.

En total, la dosis diaria recomendada de vitamina E es de  15 mg en adultos y adolescentes . En los niños, la dosis desciende significativamente. Para bebés de hasta 6 meses, la cantidad recomendada es de 4 mg. Hasta el primer año de edad, esta cifra se eleva a 5 mg. En niños de 1 a 3 años, 6 mg serán suficientes, y para niños de 9 a 13 años, 11 mg es la dosis recomendada. Con esta información, puede saber cuántos de estos alimentos puede incorporar a su dieta para consumir suficientes vitaminas E.

Aceites vegetales

Una de las principales fuentes alimenticias de este componente son los aceites vegetales. Entre éstos, el aceite de germen de trigo y aceite de girasol son  alimentos con vitamina E . Aquí enumeramos todos los aceites y su contenido de vitamina E por cada 100 gramos:

  • Aceite de germen de trigo (149 mg)
  • Aceite de girasol (41,1 mg)
  • Aceite de oliva (14,3 mg)
  • Aceite de soja (8.1 mg)
  • Aceite de maíz (14,3 mg)

Asimismo, productos derivados de estos aceites, como la  margarina o la mayonesa ; aportan un gran aporte de esta vitamina. No olvide, sin embargo, mantener un consumo moderado de estos alimentos.

Vegetales de hoja verde

Las  verduras de hoja verde  también se encuentran entre los alimentos que contienen vitamina E. También son ingredientes que aportan gran cantidad de nutrientes y otras vitaminas necesarias para nuestro organismo, por lo que debe estar presente en nuestra dieta diaria. Destacan entre ellos:

  • Brócoli (0,8 mg)
  • Espinaca (2 mg)
  • Acelgas (1,9 mg)
  • Espárragos (1,1 mg)

Algunas recetas como esta de brócoli con bechamel o esta de hamburguesas de espinacas son excelentes para aprovechar las propiedades de estas maravillosas verduras.

Nueces

Los  frutos secos  son una de las fuentes más populares de vitamina E. Este tipo de alimento es muy nutritivo y puede ayudarnos a cubrir la cantidad de 15 mg diarios de vitamina E que se recomienda a diario. La mayor concentración de este nutriente se puede encontrar en las almendras y las avellanas, pero otros frutos secos también tienen una cantidad considerable:

  • Almendras (26,2 mg)
  • Avellanas (15 mg)
  • Piñones (9,3 mg)
  • Cacahuetes (8,3 mg)
  • Pistacho (2,3 mg)
  • Nueces (0,7 mg)

Las nueces son conocidas por su rico contenido de nutrientes. Si quieres saber más sobre los  beneficios de los frutos secos . No dudes en visitar nuestro artículo sobre los frutos secos más saludables. ¡Aprovecha todas sus propiedades!

Alimentos de origen animal

En general, la carne no es una fuente muy rica en vitamina E, pero en algunos alimentos la podemos encontrar en pequeñas cantidades que podemos utilizar para la salud. Por ejemplo, 100 gramos de  yema de huevo  contienen 2,6 mg de vitamina E. Algunas carnes, como el pescado y el hígado de pollo, también contienen determinadas cantidades del compuesto.

La yema de huevo también es rica en vitamina A. Un componente que requiere vitamina E para que el cuerpo la absorba adecuadamente. También es una excelente  fuente de proteínas .

Frutas ricas en vitamina E

Aunque, en general, las frutas no tienen altos porcentajes de vitamina E, hay algunas  frutas pulposas  que contienen cantidades apreciables. No dudes en añadirlos a tu dieta y benefíciate de sus múltiples nutrientes y antioxidantes, ideales para estar saludable y mejorar el aspecto de tu piel. Estos son algunos de ellos:

  • Aguacate (2,1 mg)
  • Kiwi (1,5 mg)
  • Mango (1,8 mg)
  • Uva (0,2 mg)
  • Ciruelas (0,3 mg)
  • Coco (0,2 mg)

El aguacate brilla como la fruta con  mayor contenido de vitamina E , ya que es una excelente fuente de grasas insaturadas. Aquí te traemos algunas recetas con aguacate, perfectas para aprovechar todos sus beneficios y, además, adelgazar en el proceso.

Combinar algunas de estas frutas y cápsulas de vitamina E para hacer mascarillas para el cabello es una forma común de aprovechar los  alimentos con vitamina E para el cabello . Si quieres conocer más consejos al respecto, visita nuestro artículo Cómo utilizar la vitamina E en el cabello.

Este artículo es meramente informativo, aquí no tenemos la potestad de prescribir ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a ver a un médico en el caso de presentar algún tipo de condición o malestar.

Leave a Reply