COMER PARA ESTAR EN FORMA

Lo que comemos es la clave de nuestro bienestar y existen una serie de  pautas generales de  alimentación que podemos seguir para sentirnos en  forma , algo que debemos combinar con el ejercicio físico. Suponiendo que no tenemos sobrepeso ni estamos por debajo de nuestro peso ideal, estos son los consejos que le ayudarán a descubrir cómo  comer para mantenerse en forma.

Pasos a seguir:

uno. Algo que seguro que ya has escuchado hasta la saciedad: es importante beber mucha agua. No valen los jugos ni la leche, el agua purifica nuestro organismo sin añadir ningún otro ingrediente o elemento a nuestro organismo.

2. Distribuya las comidas en 5 o 6 porciones a lo largo del día, siendo el desayuno la ingesta más fuerte y la cena la más ligera. Nunca te quedes a la mitad, pero no llenes demasiado el estómago.

3. Si siempre podemos comer  alimentos frescos , hágalo. En este caso, debemos tener mucho cuidado a la hora de lavar los alimentos para evitar el contagio de enfermedades o bacterias.

4. Combinar la  carne y el pescado  en nuestra dieta, porque ambos son necesarios, pero siempre procurando que sean lo menos grasos posible. La proteína es fundamental para estar en forma.

5. Algún día de la semana podemos optar por dejar de lado la carne y el pescado y elegir las legumbres, una excelente fuente de proteínas, nutrientes y vitaminas.

6. Las frutas y verduras son imprescindibles y debemos intentar tomarlas a diario, siempre en trozos, evitando los jugos.

7. Tampoco debemos dejar de lado los productos lácteos, que son muy importantes, especialmente en el caso de las mujeres. Los quesos bajos en grasa, la leche desnatada y los yogures no deben faltar en nuestra  dieta para estar en forma.

8. La sal debe usarse en su medida adecuada. Para evitar platos insípidos, podemos sustituir la sal al cocinar por otras especias.

9. El ajo es un alimento que, además de dar mucho sabor a nuestras recetas, es muy saludable para nuestro organismo, porque es depurativo. Este ingrediente encabeza la lista de alimentos con propiedades curativas que no deben faltar en nuestra dieta.

10. Y por último, dejarnos llevar un poco por nuestra intuición. Si un día nos apetece un capricho, como un dulce muy calórico, no te detengas. Si vemos que el deseo se repite con demasiada frecuencia, debemos pensar que no hemos diseñado bien nuestra dieta y quizás nos falte algo de comida.

Consejos

  • Visitar al médico nunca está de más cuando queremos variar o hacer cambios importantes en nuestra dieta.

Leave a Reply