comer sano sin verduras

Hay muchas personas que quieren empezar a cuidarse y comer bien pero tienen un pequeño inconveniente: ¡no soportan las verduras! En esta situación, puede resultar complicado llevar  una dieta sana y equilibrada  ya que este grupo de alimentos es muy beneficioso para nuestro organismo al aportarnos una gran cantidad de vitaminas y minerales con un aporte calórico muy bajo. ¡Pero no te preocupes! Si no te gustan las verduras, también puedes comer de forma saludable, aunque, eso sí, tendrás que compensar la falta de estos alimentos aumentando el consumo de frutas, otro grupo de alimentos es sano y nutritivo. En este artículo te vamos a dar las claves para que sepas  comer sano sin verduras y poder disfrutar de una vida en perfectas condiciones sin tener que llevarte recetas que no te gustan.

Pasos a seguir:

Uno. Uno de los elementos que tomamos cuando comemos una dieta rica en vegetales es la fibra ya que la mayoría de los vegetales tienen un rico aporte en este componente. La fibra es perfecta para regular nuestro tránsito intestinal, para depurar el organismo y para saciar nuestro apetito, por ello es fundamental introducirla en las dietas para adelgazar ya que, con menos cantidad, ya nos sentimos satisfechos.

Si queremos  comer sano sin verduras , entonces, debemos incorporar   en nuestra dieta alimentos ricos en fibra que provengan de ingredientes distintos a los vegetales, como los siguientes:

  • Frutos secos : almendras, cacahuetes, nueces, etc., son ingredientes ricos en fibra que tendremos que incorporar en nuestro día a día para mejorar el funcionamiento de nuestro organismo. Pero ojo, si quieres adelgazar, no superes tu consumo, y con 3 o 4 trozos de frutos secos será suficiente, por lo que se recomienda que los mezcles en recetas en lugar de comerlos de forma aislada.
  • Frutas : ya hemos dicho que, para suplir la falta de verduras en tu dieta, tendrás que incrementar el consumo de frutas ya que es un grupo de alimentos muy rico en nutrientes y muy bajo en calorías y, además, también nos proporciona una fuente de fibra interesante.
  • Cereales y carbohidratos integrales : opciones como el arroz integral, la pasta o el pan son ricas en fibra cuando los elegimos en su versión integral ya que tiene el grano integral. Pero si quieres adelgazar, debes controlar el consumo de este grupo de alimentos y reducirlo a la primera mitad del día, es decir, a la hora del desayuno y el almuerzo.

Dos. Aunque es posible comer sano sin verduras, lo cierto es que es muy recomendable que  intentes incorporar estos alimentos en tus recetas con el fin  de aprovechar sus nutrientes y reducir el consumo de otros productos que seguro que serán más calóricos. . Por ejemplo, si vas a preparar un pollo al horno, si solo comes la carne, es probable que necesites más de una pieza para satisfacerte, por otro lado, si lo acompañas con verduras al horno como los espárragos. , alcachofas, etc., ya tendrás más que suficiente.

A continuación vamos a proponer algunos  métodos para camuflar las verduras  en los platos y conseguir beneficiarnos de su aporte nutricional sin ni siquiera darnos cuenta:

  • Caldo de verduras : una buena forma de aprovechar los nutrientes de algunas verduras es preparar un caldo con ellas y, si quieres, añadir un poco de pollo para que tenga un sabor más intenso. ¡De esta forma estarás comiendo verduras de una manera deliciosa!
  • Salsas con verduras : también puedes condimentar tus platos preparando una salsa que prepares en casa y que tenga las verduras como ingrediente principal. Por ejemplo, la salsa napolitana se hace básicamente con verduras, lo mismo ocurre con la salsa de champiñones. Eso sí: si quieres comer sano, lo mejor es evitar exagerar con aceite o con componentes como nata y leche ya que aumentarán considerablemente el aporte calórico de tu plato.
  • Añade verduras a tu sándwich : Otra forma perfecta de poder comer verduras sin darte cuenta es incluir en tu sándwich un poco de lechuga, cebolla, tomate, pepinillo, maíz, ¡lo que quieras! De esta forma no necesitarás que la proteína sea tan grande ya que saciarás tu apetito además de nutrirte intensamente.
  • Mezclar carbohidratos con verduras : una buena forma de llegar a comer verduras y que te guste su sabor es mezclándolas con platos como pasta o arroz. Puedes preparar macarrones con tomates cherry, champiñones y cebolla, por ejemplo, o arroz con alcachofas o espárragos trigueros. ¡Muy bueno y muy saludable!

3. Eso sí, si quieres comer bien si no te gustan las verduras, será fundamental que comiences a incorporar  más frutas a tu dieta tomando de 5 a 8 piezas al día . Con este hábito podrás llenar tu cuerpo de vitaminas y minerales que también se encuentran en los vegetales pero que, al no tomarlos, tenemos que suplirlos en otro lugar.

Para lograrlo, te recomendamos que comiences a preparar  recetas con frutas  con las que no parezcas comer tanto al día. Por ejemplo, preparar batidos o zumos con distintas frutas es una gran idea para estar bien nutrido y que tu cuerpo no note la falta de verduras en la dieta.

También te recomendamos que pruebes a comer fruta en todas tus comidas, a continuación te vamos a dar un  horario que puedes seguir día a día :

  • Desayuno: haz un batido de plátano y fresa para empezar el día
  • Media mañana: coma una pieza de fruta de temporada.
  • Almuerzo: haz de tu postre una fruta de temporada
  • Merienda: Acompaña tu merienda con un jugo de naranja.
  • Cena: haz de tu postre una pieza de fruta

4. Además de todos estos consejos que acabamos de indicar, si quieres comer sano te recomendamos que vayas al supermercado y  pruebes otras verduras nuevas que, quizás, nunca hayas probado. Hay muchas variedades que puedes cocinar tanto al horno, a la parrilla o preparando deliciosas recetas (lasaña de verduras, croquetas de setas, etc.) que seguro te encantarán.

Te recomendamos que te animes a ampliar tu dieta e incorporar diferentes y deliciosas variedades que te harán reconciliarte con las verduras.

Leave a Reply