¡Hola, amantes de las verduras, esta publicación para ti! Te gustará esta abundante sopa italiana con muchas verduras. Ribollita es un poco similar al minestrone pero con un sabor divino a tomate. La patata harinosa, en lugar de una pasta, hace que el plato sea muy nutritivo. Amo esta sopa todas las estaciones, en invierno y verano. Te calentará perfectamente en invierno y brillará en el menú de verano de verduras de temporada.

Ribollita significa sopa hervida. Esta sopa es realmente deliciosa cuando la calientas al día siguiente. Pero en realidad, me gusta comerlo de inmediato, cuando las verduras aún conservan su hermoso color y nutrientes. Si quieres conservar el color vibrante de las verduras tiernas como el calabacín, el repollo y el Cavolo nero te recomiendo agregarlo al final de la cocción, por lo general solo necesitan unos minutos para estar listas.

Comentarios adicionales sobre alimentos:

Los frijoles Cannellini se pueden comprar secos, en bolsas, en el contenedor a granel y / o enlatados. Cuando una taza se hierve y se cocina sin sal, contiene 225 calorías, 15,4 g de proteína, 0,9 g de grasa, 40,4 g de carbohidratos y 0,6 g de azúcar. Con una gran cantidad de vitamina B12, hierro, potasio y zinc, se consideran una fuente inagotable de proteínas. En solo una taza de calabacín, contiene 21 calorías, con el 24% de la ingesta recomendada de vitamina C y el 43% de la ingesta recomendada de una vista saludable que promueve la luteína y la zeaxantina. Además, se obtiene una excelente cantidad de vitamina K y manganeso, que desempeña un papel en revertir el efecto de los medicamentos «anticoagulantes».

DESCUBRE MAS RECETAS HEALTHY  Camarones con miel y nueces con ensalada de col arcoíris

Sopa vegana de frijoles cannellini y cavolo nero (sopa italiana de ribollita)

  • Tiempo de preparación:10 minutos
  • Hora de cocinar:20 minutos
  • Porciones: 4

Ingredientes

400ml Lata de frijoles Cannellini, enjuagados y colados
2 patatas Agria, peladas y en cubos
1 zanahoria, pelada y en cubos
2 tallos de apio picados
1/2 puerro grande, solo las partes blancas y verde claro, cortado por la mitad a lo largo, luego lavado y cortado en rodajas.
3 calabacines pequeños, en cubos
400ml Lata de tomates cherry en jugo de tomate, o 1 canastilla de tomates cherry frescos, sin piel
6 1/2 tazas (1,5 L) de caldo de verduras
3 hojas de col de Saboya (solo la parte verde sin tallos), cortadas en cubos
Manojo de Cavolo Nero, solo parte verde sin tallos
2 dientes de ajo, triturados y en rodajas
2 cucharadas de pan rallado, preferiblemente sin gluten
Dos hojas de laurel
Pequeño manojo de tomillo
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de semillas de hinojo
Pizca de hojuelas de chile seco
Sal marina
Pimienta negra

Para servir:

Hojas de perejil picadas
Pan crujiente fresco
Aceite de Oliva Virgen Extra de buena calidad

Instrucciones

  1. Caliente una cacerola con un chorrito de aceite de oliva y agregue zanahorias, puerro, apio y ajo a la sartén con una pizca de sal, semillas de hinojo molidas y chile. Sudar muy lentamente a fuego lento hasta que esté suave, pero no dorado.
  2. Agregue la papa, el tomillo, la hoja de laurel y el caldo de verduras y deje hervir a fuego lento, cocine hasta que la papa esté blanda.
  3. Tome la mitad de los frijoles y tritúrelos con un tenedor.
  4. Agregue puré de frijoles y frijoles enteros, col rizada, cavolo nero, calabacín y tomates.
  5. Vuelve a hervir la sopa. Cocine, revolviendo ocasionalmente y reduciendo el fuego según sea necesario para mantener un hervor suave hasta que todas las verduras estén tiernas.
  6. Sazone la Ribollita con sal y pimienta y agregue el pan rallado. Sirva caliente en tazones grandes con hojas de perejil, pan crujiente fresco y aceite de oliva. ¡Disfrutar!
DESCUBRE MAS RECETAS HEALTHY  Crema de coco batida de jengibre con semillas de granada

Caliente una cacerola con un chorrito de aceite de oliva y agregue zanahorias, puerro, apio y ajo a la sartén con una pizca de sal, semillas de hinojo molidas y chile. Sudar muy lentamente a fuego lento hasta que esté suave, pero no dorado. Agregue la papa, el tomillo, la hoja de laurel y el caldo de verduras y deje hervir a fuego lento, cocine hasta que la papa esté blanda. Tome la mitad de los frijoles y tritúrelos con un tenedor. Agregue puré de frijoles y frijoles enteros, col rizada, cavolo nero, calabacín y tomates. Vuelve a hervir la sopa. Cocine, revolviendo ocasionalmente y reduciendo el fuego según sea necesario para mantener un hervor suave hasta que todas las verduras estén tiernas. Sazone la Ribollita con sal y pimienta y agregue el pan rallado. Sirva caliente en tazones grandes con hojas de perejil, pan crujiente fresco y aceite de oliva. ¡Disfrutar!

Leave a Reply